Entrevista en Madresfera

Entrevista en Madresfera

Cuando empecé a navegar en esto del mundo blog, ya había oído hablar de Madresfera, incluso me había visualizado formando parte de esta maravillosa comunidad, así que una vez empecé y me habitué un poco a este mundillo, no tardé en registrarme, ya que pensé: “creo que yo, mi familia y mi blog encajamos perfectamente”.

Lo que no sabía es que nos iban a recibir con tanto cariño, haciéndonos sentir parte de la familia enseguida, cómodos, arropados…

Continuar leyendo “Entrevista en Madresfera”

Actividades infantiles low cost

Actividades infantiles low cost

Y sigue el loco verano, las mañanas divertidas, las eternas siestas, y las tardes de piscina, playa, parque y helados, …

Y yo, sigo trabajando a jornada completa, tanto dentro como fuera de casa, y tratando de ingeniarmelas para crear actividades y experiencias divertidas para ellos, aunque he de decir algo, todo esto que hacemos hoy en día las madres de exprimir hasta la última neurona para ofrecer actividades educaticas y divertidas para nuestros hijos es maravilloso, pero no debemos olvidar, que el juego libre es fundamental, que debemos dar la opción y la oportunidad a los niños de aburrirse hasta el punto de crear, de desarrollar ideas, ingenio y creatividad, y que además no debemos saturar para no fustrar hasta el punto de provocar justo el efecto contrario que queremos.

Continuar leyendo “Actividades infantiles low cost”

Yo decido cuando

Yo decido cuando

El pasado 27 de julio tuve el placer de participar junto con otras bloggers de la provincia de Alicante en un meetup organizado por IVI Alicante para hablar y hacer una puesta en común sobre vitrificacion y conservación del óvulo, atendiendo a una charla impartida por un doctor experto en medicina reproductiva.

Continuar leyendo “Yo decido cuando”

El verano ya llegó

Llevaba unos días sin publicar, y es que han empezado las vacaciones de verano y hacernos al nuevo ritmo, preparar la casa, actividades dentro y fuera me ha llevado un poco de tiempo, reconociendo que tambien me gusta improvisar, vivir al día, y hacer cositas que vayan surgiendo sobre la marcha en base a los intereses de los peques, pero ya se sabe que con ellos hace falta un poquito de todo, un poco de juego dirigido, un mucho de juego libre.

Este verano tenemos además a una inquilina, mi sobrina de 11 años Sofía pasa las mañanas con nosotros, así que la cosa se pone más divertida si cabe.

El verano ya llegó

Y así es y va a ser nuestro verano; mañanas de actividades de repaso y creativas, siestas de juego en casa donde la mami intenta estar atenta a que pasa dando pequeños cabezazos de sueño por las esquinas, tardes de piscina, playa, parque y paseo, noches de sueño y calor.

Continuar leyendo “El verano ya llegó”

Porteo

El porteo fue una de esas cosas que llegó a mi vida por pura casualidad, que se convirtió en necesidad y que terminó siendo tan significativo e imprescindible que ha sido en los últimos años mi forma de criar y de vivir, y que hoy día sigue dándome satisfacciones y me sigue gustando cada día más.

Porteo

Conocí el porteo en mis viajes a África y Asia, mucho antes de ni tan siquiera plantearme tener hijos, veía a las madres llevar a sus hijos pegados a ellas, tan a gusto, tan bonito, tan natural, que siempre pensaba: yo llevaré a mis hijos así.

Y si, así tuvo que ser, porque llegado el momento, ya no sólo pensaba en esa parte bonita y natural que tenía muy claro que quería experimentar, sino que me abordó la preocupación de la parte práctica, pues con una sola mano, un bebé,  todos los quehaceres y este ritmo loco y frenético de vida que nos marca la sociedad y que nos auto imponemos no quedaba otra.

Continuar leyendo “Porteo”

Plastilina casera

¡Otra actividad divertida, fácil y comestible!

Las actividades manipulativas favorecen el desarrollo cognitivo y la motricidad fina y gruesa, además de estimular la imaginación.

Existen varias recetas de plastilina casera, pero a mi me encanta esta porque no implica cocción y se hace en 5 minutos.

Guardándola en un recipiente cerrado dura varios días y la puedes utilizar varias veces.

Es una actividad genial para las tardes de lluvia o las siestas de verano que se va acercando.

Continuar leyendo “Plastilina casera”

Anécdotas divertidas

Cuando tienes una discapacidad, o cualquier dificultad añadida a tu día a día, puedes optar por la actitud de enfadarse contigo y con el mundo, y ponerte más trabas e impedimentos de los que ya tienes, o tratar de superarte cada día, y asumir y hacer las cosas con humor.
El humor, siempre he dicho que el sentido del humor salva la vida, estoy segura de que la mía la salvó en muchos momentos, y lo sigue haciendo.

Anecdotas divertidas
Foto es tomada en Nepal, con una de esas niñas que preguntan de manera natural.

Estas dificultades añadidas de las que hablo, te ponen a veces en situaciones y en tesituras, que de verdad pueden llegar a resultar muy divertidas, y hacer el camino y el aprendizaje mucho más ameno, y además, después, siempre tienes anécdotas que contar y de que reírte, que nunca viene mal.

Continuar leyendo “Anécdotas divertidas”

Arena Lunar

En estos días se me ocurrió que una forma maravillosa de mostrar cómo vivimos y convivimos en casa es mostraros actividades y juegos que preparo para los peques.

Como sabéis he trabajado años en una escuela infantil donde aprendí mucho, y de donde me quedaron muchas ideas, además he seguido leyendo, formándome y tratando siempre de aprender, y obviamente, poner en práctica todas estas cosas con mis peques ahora me encanta, y por otra parte, que de compartirlo se puedan beneficiar otras mamás y niños me encanta.

Arena Lunar

Voy a iniciar con una receta muy socorrida, fácil y que aporta muchos ratos de diversión, la “Arena lunar”.

Continuar leyendo “Arena Lunar”

Con mirada de niño

El día que cambié de ciudad y colegio tenía 9 años. Mis padres se habían separado y todo se había desmoronado y había que empezar de nuevo.

Fue cuando también me empecé a dar cuenta de que los demás niños me veían diferente.

Jamás olvidaré el primer día de cole y como a la hora del recreo absolutamente todos los niños del cole vinieron a rodearme y hacerme un corro enorme para preguntarme que me había pasado en el brazo (dije que me había pillado un tren, lo sé, fui muy bruta).

Con mirada de niño
Esta fotografía la hice en Lumbini, Nepal.

En mi anterior cole nadie me preguntaba, habían crecido conmigo y para ellos era normal, no había nada que preguntar.

Continuar leyendo “Con mirada de niño”

La crianza respetuosa vista por mi

Cuando me quedé embarazada de Addar, pasé el embarazo navegando por Internet y buceando por libros, leyendo sobre crianza, lactancia, porteo, colecho, etc.

Tenía claro cómo lo quería hacer, tenía claro que quería criar desde el amor y el respeto.

Pero llega el día en que te ponen a ese pequeño ser totalmente dependiente de ti, del que te enamoras a primera vista, y por el que darías la vida desde ese preciso instante, y empieza la ardua tarea.

La crianza respetuosa vista por mi

Y crías con amor, claro que lo haces, solo por el hecho de dedicar cada uno de tus minutos, de tus pensamientos y de tus gestos a esa personita, por esforzarte en esa lactancia que no es como creías, por a pesar de no dormir, del cocktail Molotov hormonal, y de que tu cabeza y tu corazón sean un mar de dudas y de miedos, lo haces, crias, y cada día mejor.

Y es que la crianza, tiene sus sombras, tiene su parte dura, y no, no es como lo pintan los anuncios de colonias infantiles y pañales.

Y además, ¿sabéis que pasa?, que te empeñas tanto, tantísimo y seguir con ese ideal de crianza que te habías imaginado que te olvidas de ti, y ahí es cuando dejas de criar desde el respeto, porque no te estás respetando a ti misma. No te respetas por no permitirte descansar, por no permitirte llorar o flaquea, por creer que debes saber responder a todo, por sentir culpa cada vez que te separas de tu bebé o por desear un minuto para ti aunque sea para una ducha,…

Pero va pasando el tiempo, y sigues criando con amor y respeto, y empiezas a darte cuenta de que eres humana, de que necesitas descansar, de que no lo sabes todo, y de que necesitas cuidarte para cuidar mejor.

Y aceptas que criar es como la vida sin más, caminas, te caes, te levantas, tropiezas de nuevo, aprendes sobre la marcha y de los errores cometidos,…

Y de repente todo fluye, y das gracias a la vida y a tus hijos por darte la oportunidad de crecer como persona y como madre, (y como cocinera, limpiadora, taxista, enfermera,…) con luces y sombras, con mucho amor y consciencia de cada cosa que haces y cada paso que das,… Como la vida.

A ti, madre que me lees, tranquila, lo estás haciendo bien.

Namasté