Plastilina casera

¡Otra actividad divertida, fácil y comestible!

Las actividades manipulativas favorecen el desarrollo cognitivo y la motricidad fina y gruesa, además de estimular la imaginación.

Existen varias recetas de plastilina casera, pero a mi me encanta esta porque no implica cocción y se hace en 5 minutos.

Guardándola en un recipiente cerrado dura varios días y la puedes utilizar varias veces.

Es una actividad genial para las tardes de lluvia o las siestas de verano que se va acercando.

Receta:

  • 3 tazas de harina
  • 1 taza sal fina
  • 1 taza de agua fria
  • De 2-5 cucharadas de (vamos observando la textura y resultado) aceite girasol)
  • Colorante alimentario (opcional)

Poner todos los ingredientes juntos en un bol.
Mezclar todo hasta que quede una masa uniforme
Hacer bolas y añadir el colorante alimenticio (esta parte es opcional).

Es una actividad ideal para las tardes de lluvia,pero también para las siestas de verano que se va acercando.

A jugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *